La gama Aquarea es la mejor solución para las Casas Pasivas

por Panasonic 17-11-2016 Calefacción y ACS


Una casa pasiva es una vivienda que se construye con el objetivo de mantener las condiciones atmosféricas ideales en su interior y conseguir el máximo ahorro energético posible (consume entre un 75% y un 90% menos de energía que una casa convencional).

El concepto de casa pasiva nació en los años 90 de la mano de un grupo de arquitectos alemanes y suecos. Una casa de este tipo tiene que cumplir una serie de criterios ecológicos relacionados con el aislamiento, la orientación de la casa para aprovechar la luz y radiación del sol y la ventilación mediante un recuperador de calor, entre otros aspectos. El Instituto Passivhaus, ubicado en Darmstadt (Alemania), es el responsable de certificar los distintos proyectos a nivel mundial.

Las casas pasivas empiezan a extenderse con éxito alrededor del mundo, actualmente existen hasta 32.000 edificios, la mayoría en Alemania, Austria y Suiza. España no quiere ser una excepción dentro de esta nueva tendencia y ya dispone de edificios con certificación Passivhaus.

En este contexto, la gama de máxima eficiencia energética Aquarea H de Panasonic participa en proyectos de estas características y ha sido instalada en varias casas construidas con parámetros Passivhaus en Sant Cugat del Vallès (Barcelona) y otra en Llucmajor (Palma de Mallorca), que acaba de ser certificada como la primera Passivhaus Plus de España.

Casa Pasiva Llucmajor, Palma de Mallorca

Aquarea es la bomba de calor aire-agua de máxima eficiencia basada en la aerotermia, la tecnología que utiliza la energía renovable del aire exterior para producir calor en invierno, frío en verano y agua caliente sanitaria. Este sistema puede conectarse a una instalación de suelo radiante, fancoils o radiadores de baja temperatura para calentar o enfriar de forma muy eficiente el hogar.

Si quieres conocer más ventajas de la aerotermia frente a otros sistemas tradicionales haz clic en el enlace

 

Aquarea es la mejor solución para las casas pasivas porque como este tipo de construcciones actúan como un termo, el sistema de Aquarea tan solo debe otorgar una pequeña inyección de calor en invierno o refrigeración en verano para que las propias características de la construcción mantengan la temperatura dentro del hogar.

Vivir en una casa sin hipoteca energética significa tener una dependencia energética muy pequeña y por lo tanto, ser menos vulnerable a los incrementos del coste de la energía.

En países como Alemania, las casas pasivas obtienen beneficios fiscales y están exentas de pagar IBI.

En el País Vasco, las nuevas viviendas de protección oficial se construyen bajo este estándar. Poco a poco desde las instituciones se empieza a valorar esta vía para hacer frente a la pobreza energética y construir un futuro energéticamente sostenible.

aquarea casas pasivas passivhaus proyectos llucmajor


 

Déje su comentario

Este comentario será moderado y revisado por el administrador del blog antes de ser publicado.