Climatización en el ámbito sanitario: una apuesta por la salud y el confort

por Panasonic 17-09-2017 Climatización industrial


La climatización mejora nuestra vida en muchos aspectos, y además en contextos muy diferenciados. Gracias a los avances y a las prestaciones de los equipos de refrigeración y de calefacción, podemos encontrarnos a la temperatura deseada tanto en nuestro hogar, como en nuestro puesto de trabajo como cuando visitamos un lugar público y, además, sin importar la estación del año en la que nos encontremos.

Sin embargo, una de las aplicaciones de estos equipos que resulta de importancia primordial al entrar en juego elementos como la higiene y la salud es en el ámbito clínico y hospitalario.

Los hospitales son lugares que experimentan un gran tránsito de personas; algunas de ellas ingresan portando enfermedades que pueden resultar contagiosas, otros con afecciones que pueden agravarse en condiciones indebidas y luego todos aquellos que están sanos, como familiares de pacientes y el propio personal del lugar. Es necesario que las condiciones ambientales sean las adecuadas para evitar la proliferación de enfermedades y el empeoramiento de otras, salvaguardando la salud de todos por igual. Por esta razón, es esencial que exista un acondicionamiento referente al movimiento (circulación) y limpieza del aire (calidad de aire interior, introducción de aire exterior, tipo de partículas, filtración, etc), la temperatura (enfriamiento o calefacción) y la humedad (humidificación o deshumidificación).

Para asegurar la limpieza del aire y garantizar poder respirar en un entorno libre de microorganismos que puedan suponer un riesgo para nuestra salud, es vital contar con equipos que incluyan filtros para que estos actúen como barrera. Los hospitales deben contar con equipamientos que proporcionen todos los requerimientos de salubridad y que, además, estos sean sometidos a mantenimiento de forma regular para evitar problemáticas (normalmente dichos mantenimientos son llevados a través de un estricto protocolo); hay que tener en cuenta que aire que circula por los conductos de ventilación se distribuye a lo largo del conjunto de las instalaciones.

En estas áreas se suele apostar por sistemas de VRF eléctrico, ya que incluyen las prestaciones más adecuadas para suplir con creces las necesidades de diferentes áreas del entorno hospitalario, como pasillos o salas de espera. Con la nueva serie VRF ECOi EX de Panasonic se alcanzan unos grandes niveles de eficiencia, ya que el sistema ha sido diseñado para ofrecer una gran flexibilidad y rendimiento en instalaciones de estas dimensiones y que, además, requieren de una buena eficiencia energética al mismo tiempo que ofrecen el confort que tanto pacientes como visitantes y trabajadores necesitan.

Existen entornos dentro de una clínica que están sometidos a controles aún más estrictos, como pueden ser las salas de quirófanos (donde los sistemas que se instalan están sujetos a características muy específicas), centrales de esterilización, unidad de cuidados intensivos, hemato-oncología, aislados, entre otros. Estas estancias, además de estar perfectamente desinfectadas y adaptadas, deben contar con un control de los flujos de aire para que el personal sanitario pueda trabajar en un aire limpio y regular, además el aire debe moverse a una velocidad muy baja y en filtros absolutos (dentro del mismo patrón de eficiencia, 99,99%). La configuración de estos flujos tiene que, evidentemente, estar diseñada para evitar incidencias como golpes de aire imprevistos y temperaturas inadecuadas para los procedimientos que se realizan, y por esa razón la tecnología asociada es muy distinta para responder a dichas necesidades.

Garantizar la limpieza del aire no es la única función que aportan los equipos a un entorno hospitalario. También aseguran el confort de los pacientes, entre los que habrá quienes se encuentren en condiciones de salud muy delicadas; poder controlar y regular la temperatura gracias a los sistemas de climatización resulta elemental para garantizar su bienestar y mejoría. Por esta razón, los sistemas de VRF eléctricos de Panasonic de caudal variable también son muy prácticos ya que a través de los controles remotos individualizados se permite que en cada habitación se obtenga el nivel de confort deseado sin que esto entre en conflicto con las necesidades de los demás.

Los entornos con unas necesidades muy específicas han de disponer, pues, de sistemas capaces de proporcionarlas en su totalidad, como sucede en el caso de los hospitales pero también en otros recintos, como por ejemplo en laboratorios de investigación biológica, de farmacia, o en las residencias de ancianos. En este caso concreto, se tiene muy en cuenta que todas y cada una de las áreas que comprenden las instalaciones dispongan de la temperatura adecuada, incluso durante los tramos más crudos del invierno. Para ello, el sistema ECO-G de Panasonic garantiza estas prestaciones; estas bombas de calor aire-agua con motores accionados a gas no requieren realizar ciclos de desescarche, de modo que su efectividad es muy elevada. Combinado, además, con un sistema VRF eléctrico que potencie el confort individual en los dormitorios, obtenemos una solución que combina la mejor tecnología al alcance para asegurar el bienestar de los que residen en este tipo de instalaciones o en otras de diferente tipo.

 

climatización VRF ECOI climatización en hospitales hospitales higiene y salud ECOi EX ECOi-G sistema VRF eléctrico confort


 

Déje su comentario

Este comentario será moderado y revisado por el administrador del blog antes de ser publicado.