La calidad del aire interior, según Oliver Style
La calidad del aire interior, según Oliver Style

La calidad del aire interior, según Oliver Style

por Panasonic 07-06-2022 Sin Categoría


“Hay tanta contaminación hoy en día que si no fuera por nuestros pulmones no habría dónde guardarla” dijo el escritor y cómico Robert Orben. Pandemias, confinamientos, y largas horas de teletrabajo han dejado en evidencia una verdad oculta a plena vista: vivimos, mayoritariamente, en espacios con una mala calidad de aire. 

¿De dónde viene la contaminación en los espacios interiores? Por un lado, viene del exterior, del aire que se introduce en un edificio; y, por otro lado, de las emisiones de los materiales y de las personas y su actividad. Los contaminantes más comunes provenientes desde el exterior son las partículas finas de materia (PM 10, PM2.5, PM1), ozono, dióxido de nitrógeno, monóxido de carbono y dióxido sulfúrico. Estos contaminantes están generados - en la mayoría de los casos - por procesos de combustión (vehículos principalmente) y por la industria. 

Los contaminantes en el interior provienen - en gran medida - de los materiales: muebles, acabados, tableros, pinturas, alfombras, materiales de construcción etc. Aquí también encontramos partículas finas de materia (PM 10, PM2.5, PM1) y compuestos orgánicos volátiles (COV’s), como el formaldehido. En ambos casos, estos contaminantes pueden provocar enfermedades hormonales y respiratorias, trastornos del sueño, cáncer y sensibilidad química múltiple (SQM). En los espacios interiores añadimos también un factor importante que puede afectar a la salud de las personas: la transmisión de bacterias y virus mediante aerosoles.

¿Qué soluciones existen? Primero, podemos reducir los contaminantes tanto exteriores como interiores, priorizando medios de transporte que no contaminan y materiales de bajas emisiones. Luego tenemos que ventilar los espacios interiores, mediante un sistema mecánico controlado con filtros, y/o abriendo ventanas. A la ventilación podemos añadir sistemas de purificación del aire como la tecnología nanoe™ X desarrollada por Panasonic, que consiste en la generación de radicales hidroxilo.

Un radical hidroxilo es una molécula formada por un átomo de hidrógeno y otro de oxígeno con un electrón libre (desparejado). Los radicales hidroxilo son los oxidantes naturales más importantes en la química troposférica, denominados los “detergentes” de la atmósfera por su gran capacidad de reacción con un abanico de contaminantes. Pueden jugar un papel importante en la eliminación de gases de efecto invernadero como el metano, dióxido de carbono u ozono, y logran destruir compuestos orgánicos volátiles no-biodegradables, tal como los policlorobifenilos, organoclorados e hidrocarburos aromáticos policíclicos (producidos con la combustión de biomasa y altamente cancerígenos).

En la naturaleza los radicales hidroxilo tienen un tiempo de vida generalmente inferior a un segundo. La tecnología nanoe™ X alarga este tiempo de vida hasta 600 segundos, aumentando su potencia de limpieza. En ensayos a escala real realizados por in laboratorio independente en Francia, el Texcell, la producción de radicales hidroxilos con un nanoe™ X Generator Mark 2 impulsados por una unidad de aire acondicionado Etherea en una estancia de 6,7 m3, se registró una tasa de inhibición del 91.4% sobre el Coronavirus durante 8 horas, llegado aun 99,7% después de 24 horas. Una vez que las partículas nanoe™ X entran en contacto con un virus o bacteria, lo inhibe, se convierten en simples moléculas de agua estables. Una tecnología prometedora que nos da una herramienta más en la mejora de la calidad del aire en los espacios interiores.